Aproveche la Moringa al Máximo

Aproveche la Moringa al Máximo

Aproveche la Moringa al Máximo

La moringa es un superalimento que se está volviendo cada vez más popular debido a que varias investigaciones han demostrado que ofrece beneficios importantes a su cuerpo.

Las hojas de moringa provienen del árbol moringa oleífera de rápido crecimiento y que es nativo del sur de Asia, pero también se encuentra en las áreas tropicales.

Estas hojas, que tienen un sabor parecido al rábano, son poderosas fuentes de nutrición y se han utilizado en la medicina tradicional durante mucho tiempo.

De hecho, el sistema ayurvédico resalta la capacidad de la moringa para curar o prevenir al menos 300 enfermedades.

Los investigadores han estudiado el alcance de los beneficios de la moringa en su cuerpo y los resultados han sido bastante positivos.

Como puede ver, realmente se beneficiará al incorporar hojas de moringa en su alimentación, dado a que son muy nutritivas, esto gracias a su alto contenido de vitaminas, minerales, aminoácidos esenciales y más.

De hecho, se dice que 100 gramos de hojas secas de moringa contienen:

  • 9 veces más proteína que el yogurt.
  • 10 veces más vitamina A que las zanahorias.
  • 15 veces más potasio que los plátanos.
  • 17 veces más calcio que la leche.
  • 12 veces más vitamina C que las naranjas.
  • 25 veces más hierro que la espinaca.

Otro componente vital en la moringa es la fibra, que está llena de nutrientes que no se digieren en el intestino.

Se ha demostrado que la moringa es como una aspiradora en sus intestinos, ya que ayuda a limpiar la “suciedad”.

La moringa también contiene grandes cantidades de antioxidantes como la vitamina C.

Además de estos nutrientes, los estudios han demostrado que la moringa puede proporcionar los siguientes beneficios para la salud:

  • Ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre: Los compuestos vegetales beneficiosos en las hojas, como los isoticinatos, podrían ser los responsables de los potenciales efectos antidiabéticos de la moringa.
  • Reducir la inflamación: Se demostró que los isoticionatos, los flavonoides y los ácidos fenólicos en las hojas de moringa, vainas y semillas tienen propiedades antinflamatorias.
  • Mantener niveles saludables de colesterol: La moringa puede ayudar a reducir los niveles de colesterol del cuerpo. Un estudio realizado en animales probó que los efectos de la moringa eran comparables a los de la simvastatina, un medicamento para reducir los niveles de colesterol.
  • Ayudar a proteger contra la toxicidad del arsénico: Las hojas y las semillas de la moringa podrían ayudar al cuerpo a combatir los efectos de la toxicidad por arsénico, especialmente en los alimentos básicos contaminados como el arroz.
  • Poseer propiedades antibacterianas y de desintoxicación: Los isotiocinatos en la moringa son los responsables de las propiedades antibacterianas de la hierba que pueden ayudar a eliminar la bacteria H. pylori. Además, la moringa también puede utilizarse como una herramienta de desintoxicación debido a su capacidad para unirse a los materiales dañinos en el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *